Técnica para combatir la tristeza


Hablemos de una tristeza fuera de una patología.

Y dentro del ámbito emocional puntual.

Sentir tristeza no es tener depresión.

Todos la experimentamos en momentos puntuales de nuestra vida. Unas veces son por causas que sabemos (duelo, enfermedad, problemas…) y otras veces nos viene sin saber el motivo. Pero te aseguro que siempre lo  hay, lo que pasa es que no nos paramos a pensar la causa.

Cada emoción guarda  una información muy valiosa de ti que tú debes escuchar. Tiene su razón y su labor.

La tristeza siendo considerada dentro de las emociones básicas, te da la ocasión de detenerte y parar. Presta atención y escucha su mensaje para que no se dilate en el tiempo.

¿Qué debes hacer? ¿Cuál es la técnica para combatirla?

PARAR Y EXAMINAR.

Parar y Examinar. Créeme, yo lo hago. Necesito estar conmigo misma para saber cuál es la causa que me lleva a estar triste y cuando lo sé no te creas que cambio mi estado en seguida,no, no lo hago.

Te preguntarás el porqué no dejo de estar triste. Pues porque necesito más tiempo para interiorizar esa emoción y porque toda situación lleva su duelo y es un proceso que poco a poco se va mitigando cuando encuentras el sentido.

La tristeza viene con su cara oculta

Aunque se conoce como una emoción poco placentera, no es negativa pero sí silenciosa y solemos escondernos de ella con una sonrisa diciéndonos repetidas veces << estoy bien>>

Pero todo tiene su límite y por más que queramos ocultarla ella sale a la luz y como he dicho antes tienes que sentirla y si necesitas la ayuda o la comunicación con los demás ¡hazlo! comunícate y no sientas vergüenza.

¿Qué nos está diciendo o cuáles son las causas que la impulsan?

La voz de la tristeza nos está diciendo que algo ha cambiado, que hemos perdido el interés por algo, que hay una separación física, que hay una pérdida o un fracaso; que estamos sufriendo una decepción, que nos encontramos indefensos en situaciones.

¿Cómo te sientes cuando estás triste?

  1. Desmotivado
  2. No tienes sensación de disfrute
  3. Sientes ganas de llorar
  4. Cansancio generalizado
  5. Poca concentración en tus tareas

Todas las sensaciones que experimentas te están diciendo que PARES.

  • Detente y piensa el porqué de tu tristeza.
  • Llora si es necesario y te alivia.
  • Practica la meditación.
  • Déjate cuidar y pide un abrazo si lo necesitas.

Llevamos un ritmo de vida a veces demasiado acelerado y no tenemos tiempo ni de reflexiones, ni de hablar con nuestro interior. Ni siquiera escuchamos lo que nuestro cuerpo nos dice.

Vivimos alocados y con prisas, con ganas y ansiosos de conseguir de inmediato lo que queremos. Pero todo lleva su tiempo por mucho que queramos acelerarlo.

Cuando estamos tristes pretendemos seguir con el mismo ritmo pero créeme que no se logra. Porque enseguida sentimos los 5 puntos que te he mencionado y es entonces cuando bajamos el nivel tan alto que nos exigimos.

Conclusión

Dale paso a tu tristeza y no la ignores, ella viene con aviso.

Escucha y repara.

Conecta con tu ser interior, él te dirá los motivos, el porqué y la solución.

Para y examina. Así de sencillo.

La tristeza no es más que una pared entre dos jardines. Kahlil Gibran Clic para tuitear

Carmen Cifuentes

8 comentarios en “Técnica para combatir la tristeza”

  1. Claro!!

    Muchas veces la solución la tenemos delante pero la descartamos por sencilla… Si más gente se parase de vez en cuando y reconociese sus sentimientos los psicólogos nos arruinaríamos jajaja.

    Veo que sigues manteniendo el alto nivel del blog y como siempre, me encanta 😉

    Un besazo!!

    1. ¡Hola Sara! ¡Gracias! Saber que te encanta me motiva mucho y es un honor viniendo de una experta como tú. Cierto, os quedaríais sin trabajo, jajaja. No, los psicólogos sois una pieza muy fundamental, pero si es cierto que muchas veces por no reconocer y gestionar las emociones se puede caer en ansiedad o depresión y ahí estás tú y tus colegas para tratar el tema. Un saludo amiga. 🙂

  2. Hola Carmen, un post muy interesante, especialmente en lo que respecta a la distinción que haces entre tristeza y depresión.

    Son entidades diferentes, aunque si esa tristeza perdura en el tiempo puede degenerar en una depresión.

    Ciertamente que cuando la persona está triste, intentar mantener el mismo ritmo de trabajo, es absurdo, puesto que su situación mental, no se lo permite.

    Los consejos que has comentado son extremadamente útiles.

    Un afectuoso saludo

    1. ¡Hola Adela! Gracias por comentar.
      He tenido que aclarar que no es tristeza crónica pues no quiero confundir al lector. Cuando se convierte en patología ya es otra cuestión diferente y delicada la cual es competencia del especialista.
      He querido dar la técnica más sencilla pero a la vez la más importante. En los días y momentos puntuales que por norma general suele aparecer la tristeza es bueno pararse a analizar el porqué nos viene.
      Me alegro que te haya gustado el contenido y que veas su utilidad. La técnica de parar y examinar se puede adaptar para todas las emociones.
      Un abrazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: