Soy fuerte porque elijo serlo.Pero no soy de hierro

¿Fuerte? Claro, no queda más remedio porque si aflojas y decaes el que viene detrás te pisa,es decir; se aprovecha de tu debilidad.

Me viene a la memoria la canción de julio iglesias que dice así:

«La gente tira a matar cuando volamos muy bajo».

Y créeme que es así, que cuando todo va bien hay muchos moscones alrededor que ni con el mejor matamoscas te los quitas de en medio, pero ¡ay amigo! Deja que pase la buena racha y verás las moscas que te quedan.

La cuestión es que si ven que te caes te sueltan la mano para que el golpe te lo des tú solito.

El consuelo que queda es que siempre hay algunas mosquitas que no se apartan de ti y vuelan a tu favor aunque lo estés pasando mal o que incluso en los momentos claves aparecen. Sí, esas personas que brillan y te hacen brillar, como bien dice la reina del talento y del brilli-brilli Elena Arnaiz, a las cuales ella las llama #PersonasBonitas y las hay, esas personas bonitas existen.

Hasta la persona más entera y serena se derrumba

Sí, hasta el más fuerte puede decaer porque los altibajos existen, porque te cansas de estar siempre al pie del cañón, porque hay circunstancias que hacen que te derrumbes aunque sea por poco tiempo.

Luego te vuelves a levantar e incluso con más ganas, pero esos días no te los quita nadie.

En ocasiones nos gustaría tirar la toalla, darnos por vencidos, renunciar a continuar con la lucha, abandonar y dar por perdido el combate, pero siempre encontramos alguna razón para no hacerlo y ¿por qué?

Hay una fuerza interior que nos empuja a seguir, que lucha contra el autosabotaje el cual nos dice que hagamos lo más fácil que es tirar la toalla, pero ese impulso interior nos hace seguir una y otra vez.

A veces la vida se pone del revés y nos da una bofetada, a veces las metas u objetivos que nos marcamos se complican y se ponen difíciles, pero es que con frecuencia no está en nuestra mano esta serie de contrariedades que son las que nos desgastan y agotan.

La vida nos pone a prueba, ¿será para hacernos cada vez más fuertes? ¿será para decirnos que todo tiene su precio? ¿Quizá para valorar?

Ni yo misma a veces sé el porqué , lo que sí sé es que tenemos la capacidad suficiente para salir de los baches solos o con ayuda si fuera necesario y así lo hacemos.

Desde pequeños ya se nos exige ser fuertes y no ser ñoños pero…

¿Qué es ser fuerte?

¿Ser fuerte es no tener derecho a sentir o no poder expresar esos sentimientos? ¿Ser fuerte es no llorar?

¿Acaso no eres fuerte aunque tengas tus días de bajón? Sí, lo sigues siendo, grábalo en tu cabeza.

Así que no te rindas, desbloquea tu mente y sal a flote. Llora si te hace falta,suelta la carga que llevas dentro pero sigue hacia adelante, te sorprenderás de lo que eres capaz de afrontar en las adversidades.

Hace unos días mi enfermero favorito Alberto Luque, que por cierto es una #PersonaBonita junto con Elena Arnaiz , me dijo así en un comentario de un post de facebook:

Aunque la vida no nos esté siendo fácil, aunque nos den ganas de tirar la toalla, aún así seguimos siendo un maravilloso milagro de la vida que hemos de aprovechar en cada detalle.

Alberto Luque Siles

¡Cuánto tenemos que aprender de ti, Alberto! Tú bien sabes lo que la vida depara y lo caprichosa que llega a ser porque lo vives todos los días en tu ambulancia y así lo relatas en tus dos libros llenos de vida, de dolor, de emociones intensas y de experiencias vividas.

Quiero terminar con una frase y foto de otra #PersonaBonita que es la reina del #MarketingEmocionalÉlia Guardiola– la cual ha tenido la amabilidad de dejarme compartirla.

Fuerte. Respira y cuando creas que no puedes más, respira profundo. Verás como tus pulmones se llenan de valentía.

Carmen Cifuentes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: