¿Sabemos escuchar, sabemos hablar y callar?

Poca gente escucha con la intención de aprender, sólo escuchan con la intención de responder.

Tan importante es saber hablar como saber escuchar y callar en ocasiones.

Así como el arte de bien hablar existe el arte de saber escuchar.

Si hablas mal de los demás gastará tu tiempo en balde a la vez que hablaran de ti mal.

En un artículo anterior toque el tema  del poder que tienen las palabras que según su tono, la forma con que se digan, en el momento que se digan pueden hacer daño o pueden motivarte y ayudarte.

Mencione los Tres filtros de Sócrates en un artículo sobre el cotilleo.

Ahora quiero hablar como esas palabras cogen forma y pueden perjudicar o engrandecer a la persona. Palabras que se dicen muchas veces sin saber, hablar por hablar y que con el boca a boca corren como la pólvora y que te pueden hundir como persona o negocio (tu marca) o te puede favorecer, como trata el artículo de Magentaing.com que habla del boca a boca como campaña del Marketing.

Hablaré de la importancia que tiene el saber escuchar y el saber callar. ¿Os interesa el tema? ¡Pues vamos a él!

Saber Escuchar

El saber escuchar es un arte, si un arte, no todas las personas saben escuchar. Si escuchas te enriqueces, puedes aportar a la conversación, puedes ayudar a quien escuchas y a la vez te ayudas tú mismo, todos aprendemos de todos sea bueno o malo ya nosotros nos encargaremos de guiarlo e incorporarlo de manera adecuada a nuestra vida.

Siempre digo que no es lo mismo oír que escuchar, si oyes estás pensando a la vez en tus cosas y si escuchas estás pensando en lo que te transmite el interlocutor.

La persona que habla le gusta de ser escuchada. ¿Os ha pasado alguna vez que estáis contando algo y notáis que no os escuchan?

Hay veces que tienes la cabeza en otras cosas y por más que intentas escuchar no te concentras, o quizás lo que te estén diciendo no te interesa o la persona que te habla sea un pesado, no pare de hablar y te tenga cansado, por eso algunas veces también hay que aprender a  callar para no aburrir.

Debemos tener una escucha activa para así darle a entender al hablante que lo estas entendiendo. Sin caer en los errores que se suelen cometer como son: juzgar, interrumpir, dar consejo sin que nos lo pidan o  descalificar.

Saber Callar

Si quieres que te escuchen, calla y presta atención a los demás. Muchas personas saben hablar pero no saben callar a tiempo.

Está la persona que habla por hablar, como dijo Arturo Graf “Si los hombres se limitaran de hablar solamente de lo que entiende, apenas hablarían”

Querido Graff razón no te faltaba, hay que saber callar a tiempo y callados estamos más guapos en muchas ocasiones, porque cuidado las tonterías que se oyen en muchas conversaciones en las que todos saben de todo.

Están las personas que no se callan que, su vida consiste en hablar sin saber de fulanito y menganito. Hablan por hablar y sólo tienen el rumor porque lo han oído decir. Por desgracia el que más habla es el que más tiene que callar.

Deberíamos tener cuidado con lo decimos y pensar lo que vamos a decir. Es importante observar, escuchar y así poder hablar con propiedad y seguridad. Cuantas veces nos habremos arrepentido de lo que hemos dicho por no pensarlo antes. Apuntemos antes de disparar y si vemos que no vamos a acertar en la diana mas vale que no disparemos.

En boca cerrada no entran moscas, expresión muy común y que nos ha ido acompañando en la vida desde nuestra infancia y es que por razones de peso hay veces que te tienes que callar.

Saber callar a tiempo es sabiduría.

Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar. Ernest Hemingway

Saber Hablar

Hablar con conocimiento, hablar cuando se debe, contar hasta diez antes de hablar cuando estemos cabreados, hablar con sinceridad sin insultar, sin dañar, con educación y respeto, hablar con el corazón y con razonamiento. Hablar para que te escuchen, hablar para desahogarse, hablar para que te entiendan, hablar para ayudar.

Hablemos para agradecer y valorar a las personas, utilicemos el boca a boca para ello y no para hundir ni menospreciar.

Todos hablamos de todos y comentamos la vida de todos, preguntamos por personas y nos interesamos por saber de ellos, hasta aquí es normal, pero más lejos, que es el criticar y el meternos en su vida es un error y a la vez un desperdicio de tiempo. Cada uno en su casa y Dios en la de todos.

Si escuchas sabrás hablar y callar.

Carmen Cifuentes

Acompañante Emocional. Técnico de Enfermería. Jardín de Infancia. Community Mánager. Diseñadora web. Administración de Empresas.
¿Sabemos escuchar, sabemos hablar y callar?
4 (80%) 1 vote

12 comentarios en “¿Sabemos escuchar, sabemos hablar y callar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: