¡Que me quiten lo bailao!

Quiero, siento, grito, río, lloro, beso, abrazo,

gozo, disfruto, vivo. ¡Que me quiten lo bailao!

¿Cuantas veces has dicho o has oído la frase? Muchas verdad…

En la vida todo no es color de rosa, tiene matices claros con brillo y colores grises y apagados. Es un lienzo blanco que vamos pintando con diferentes tonos de color, con pinceladas cortas, largas, intensas o débiles. El trazo, su magnitud,  el color y la pasión que ponemos en cada pincelada dependen de nuestras emociones diarias.

Hay días excelentes que parece que el universo gira a favor nuestro, todo nos sale bien, vienen todo rodado. Estos momentos y serie de circunstancias hay que saber aprovecharlas y sacarles jugo para poder decir ¡que me quiten lo bailao!

Los problemas vienen solos no hace falta buscarlos, al igual que las dolencias y enfermedades. Pero si debemos buscar soluciones y alternativas para poder pasar cuanto antes las situaciones desagradables. Buscar el recurso y el remedio que nos lleve al alivio y bienestar. 

Vive con entusiasmo e ilusión, con energía y fuerza. Otórgate situaciones de frenesí, locura controlada, deja que fluya la pasión…. Los años pasan, la vida pasa, no somos inmortales.

Agradece, ayuda, quiere, demuestra afecto, llora si lo necesitas (ya sabes que el llanto alivia el alma)  pide abrazos y dalos tú también.

No dejes que el día termine sin reconciliarte contigo. Clic para tuitear

Lucha por lo que quieres y deseas, no te quedes paralizado por el  miedo, es el peor enemigo para poder avanzar.

La existencia en el planeta tierra es pasajera saca partido de ella para poder decir….

que me quiten lo bailao

Carmen Cifuentes

¡Que me quiten lo bailao!
Califica el artículo

6 comentarios en “¡Que me quiten lo bailao!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: