Lo que callas te enferma y se convierte en insomnio

Lo que callas te enferma y se convierte en insomnio


Lo que callas te trae consecuencias.

Lo que callas se acumula en el cuerpo y se convierte en insomnio

Foto Ilustración @pecesito.rojo

Esta foto la compartí en mi cuenta de instagram y viendo que tuvo varios comentarios afirmando la frase, me decidí a escribir este artículo.

Estos son algunos de los comentarios de mis seguidores.

No pongo sus nombres por proteger la intimidad.

  • Auténtico! Yo doy fe en eso!
  • Cuanta razón Carmen! Pero a veces nos damos cuenta tarde. Eso sí, en ese periódo de insomnio se te ocurren una de cosas para contestar
  • Sí, porque le damos muchas vueltas en la almohada.
  • O en enfermedad también… To pa fuera!
  • Y también en ansiedad
  • Si fuera sólo en insomnio estaríamos bien…
  • Gracias, imagínate, yo culminando mi primer viaje en BIOENERGÉTICA Y veo esto… Waoooo. Gracias de 💓

 

¿Cuántas veces te has ido a dormir con un problema en tu cabeza?

¿Te ha pasado alguna vez que te vas a la cama y tu cabeza empieza como una locomotora a generar pensamientos?

Sí, esos pensamientos y esas emociones calladas que no dejan conciliarte con el sueño. Das vueltas en la cama y dices, voy a poner la mente en blanco, no voy a pensar en nada. Pero sigues rumiando lo que tu cabeza te dice y es que por la noche parece que se agudiza más ese problemilla o situación que no te deja descansar y estar en paz.

A la mañana siguiente puede pasar que te levantes y todo lo que no te ha dejado dormir bien cobre otro significado y lo veas de otra manera, o, que sigas viendo la situación igual.

Si te pasa lo primero te puedo decir que es más o menos normal porque una noche desvelada la pasa cualquiera. El problema empieza si son todas las noches, porque se convertiría en insomnio y a partir de ahí te traería varias consecuencias, tu cuerpo sufriría y tu salud emocional se vería dañada.

Supongamos que ya finaliza tu día y es el momento de irte a dormir. Te metes en la cama, cierras los ojos y ¡Zas! ¡Pensamiento al canto! Te viene el enfrentamiento que has tenido esta tarde con X persona.

Empieza tu película, porque aparte de recordar la situación, tú le añades más escenas y así automáticamente empiezas a imaginar lo que no ha sucedido. Piensas en lo que te podía haber dicho pero que no te lo ha dicho y si te lo hubiera dicho, tú ya tienes la contestación preparada.

Cuando ya llevas tiempo con todo ese run run en tu cabeza y con un sueño de narices, ya no sabes lo que es real de la situación o lo que es imaginario. Te rayas de una forma exagerada y todos esos pensamientos crean emociones que en este caso no son beneficiosas.

No hay nada mejor que irse a la cama con la conciencia tranquila.

Lo que callas, lo que no expresas, lo que no quieres decir por miedo a no saber lo que va a pasar o por no dañar a esa persona, se acumula en el cuerpo y te pesa.

Esa típica mochila donde vas almacenando emociones que quieren salir a la luz pero no las dejas por diferentes razones, explotará un día y no de la mejor manera, por eso recomiendo que no hay que callar, que lo que se calla enferma.

Hay que expresar y comunicar como nos sentimos, si estamos molestados o dañados, si necesitamos de alguien o si tenemos alguna carencia, eso sí, con asertividad, que viene a ser educación. También disculparse y pedir perdón cuando el error es nuestro, porque así el sentimiento de la culpa desaparecerá y no ocupará tu mente.

 

Lo que callas duele. Es una herida abierta que no se cierra . Si la tapas y no ha curado, se contamina más.

Mira de frente tu herida emocional y cúrala para que sane, se cierre y no se vuelva a abrir.

No te calles lo que sientes porque ese silencio se transforma en ruido interior. Clic para tuitear

Si quieres encontrar una técnica asertiva para comunicar tus críticas y no ofender con tus palabras a esa persona, te recomiendo que leas  La Técnica del Sandwich

Me gustaría saber tu opinión respecto a este tema. Si eres de las personas que callas y lo vas acumulando, o si hablas y comunicas como te sientes. Un beso y nos vemos en los comentarios. 😉

Carmen Cifuentes

 

Lo que callas te enferma y se convierte en insomnio
Califica el artículo

Entrenadora Emocional. Técnico de Enfermería. Jardín de Infancia. Community Mánager. Diseñadora web. Administración de Empresas.

2 comentarios en “Lo que callas te enferma y se convierte en insomnio”

  1. Que sepas, Carmen, que no te dejo más comentarios a tus entradas porque desde que cambiaste el dominio introducir las señas en el móvil en cada comentario es un engorro. Pero me has pillado con el ordenador y puedo escribirte con tranquilidad 🙂
    La verdad es que yo soy de los que se callan, porque no me gusta discutir e intento evitar los conflictos. Si no queda otro remedio, pues discuto, pero no es mi comportamiento habitual. No obstante, sé que cuando no dices lo que sientes, la rabia te come por dentro y no sólo no te deja dormir, sino que a veces se concentra en el estómago y ya puedes darte por jodido, hablando en plata.
    Un abrazo.

    • ¡Hola! ¡Qué bueno que comentes!
      No te preocupes por no participar más. Sé que estás ahí.
      A mí tampoco me gusta discutir, se derrocha mucha energía innecesaria. Hay que intentar hablar sin llegar a discutir y eso va a depender de lo receptivos que nos encontremos ambas partes.
      Callar lo que quiere salir no es beneficioso, tú mismo lo sabes, todo se transforma en mal estar, tanto en salud como en actitud y carácter.
      Cuando la rabia come por dentro se sufre mucho y posiblemente la otra persona está tan feliz.
      Así que o se gestiona bien, o como tú dices bien ¡Date por jodido!
      Un beso y gracias por tu comentario.😘

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: