Lo prohibido nos seduce y enciende la llama del deseo

Lo prohibido nos seduce y enciende la llama del deseo


¡Si! Lo prohibido nos seduce.

Dime que está prohibido para que provoque en mí un deseo irresistible de ejecutar.

¿Por qué lo prohibido nos llama la atención?

Cuanto más te digan o sepas que ése límite no lo puedes pasar, más aumenta tu tentación y el deseo de alcanzarlo.

Siendo niños ya nos dicen –esto no- Recapitula a tu infancia y dime si esas palabras te incitaban a la acción y despertaban  en ti curiosidad. Ahora tengas la edad que tengas pasa lo mismo.

Dime que no haga esto, para yo querer hacerlo

Cuando te pones a dieta por cualquier circunstancia, los alimentos prohibidos que posiblemente antes apenas los comías,  ahora te entran unas terribles ganas de saborearlos.

Se ha demostrado que es más difícil resistirse a lo prohibido individualmente que en grupo, por eso las terapias funcionan con mucha eficacia a la hora de querer abandonar hábitos no saludables, como el alcohol, el tabaquismo o las drogas.

La mente presta mucha atención a lo prohibido, así lo demuestra en su estudio de Grace Truong, (autora de la investigación en la Universidad de la Columbia Británica y graduada en el Departamento de Psicología de la UBC)

Nuestras conclusiones muestran que cuando nos prohíben objetos cotidianos, la mente y el cerebro prestan más atención a ellos. El cerebro atribuye a los objetos prohibidos el mismo nivel de atención que a las posesiones personales.

La fuerza del deseo, el experimentar el lado oscuro, el placer y la satisfacción de alcanzar lo vedado, el miedo consciente que nos hace responsables de la atracción controlada, todo ello forma parte de lo prohibido.

Pero en realidad ¿qué es lo prohibido?

De una manera general diría que lo prohibido es algo que no podemos realizar o expresar y es sancionable por la sociedad que nos juzgan (por si está bien hecho o está mal, si es natural o no) y sobre todo  está marcado por la cultura social.

Me atrevo a decir que nosotros mismo también hacemos que sea prohibido o no, poniendo nuestras propias reglas según vaya con nuestros ideales. Siendo así o impuesto por la sociedad, el ser humano se siente atraído por lo prohibido, despertando el deseo de experimentar mundos nuevos y misteriosos.

Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido- Mario Benedetti. Clic para tuitear

Ahora yo te pregunto ¿Crees que lo prohibido tienta y seduce?

Carmen Cifuentes

Lo prohibido nos seduce y enciende la llama del deseo
Califica el artículo

Entrenadora Emocional. Técnico de Enfermería. Jardín de Infancia. Community Mánager. Diseñadora web. Administración de Empresas.

3 comentarios en “Lo prohibido nos seduce y enciende la llama del deseo

  1. ¡Totalmente de acuerdo, Carmen! Y sí, parecería que una vez hecha la prohibición, intrínsecamente se ha puesto el enfoque también en la transgresión… aunque sea para evitarla. Como siempre, tus posts dan para mucho meditar. Saluditos 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: