La importancia de estar en paz con nuestros padres


Padres

Sanar la relación con los padres.

Es importante ser consciente y sanar esta relación cuando nos brindan emociones de rabia y tristeza. Estas emociones están ahí para sentirlas, y el poder llegar a transformarlas en paz interior, alegría e ilusión es algo que depende de nosotros.

La relación con nuestra madre está vinculada directamente con nuestra autoestima, y la relación con nuestro padre lo está con nuestro desarrollo profesional.

Ahora voy a contarte un pequeño paso para poder empezar tu proceso de sanación.

Escribe una carta.

Escribir es terapéutico, sanador y liberador. Leer la carta varias veces e interiorizarla te hará llorar, ese es el principio de la sanación. Llorar es limpiar el alma, es perdonar, aceptar, amar y respetar. Hazlo por ti, dedícate espacio y tiempo, invierte en tu bienestar.

Hay una teoría que dice que nuestra alma elige el cuerpo donde va a reencarnarse 3 meses antes de la gestación. Imagina que eso verdad: ¿qué sentido tendría no estar en paz con nuestros padres?

Sé que no es un asunto fácil. En mi caso, me ha costado mucho trabajo perdonar a un padre que no ha ejercido como tal, y a día de hoy, aún no ha querido reconocerme públicamente.

Hablando con él he podido comprender su historia, sus razones, sus miedos… Poco a poco he podido aceptarlo y perdonarlo. Ahora disfruto de él en privado sin rencores, aceptando mi historia. Disfruto cada momento.

Una tarde, antes de empezar una sesión con una clienta vi una foto nueva colgada en su pared. Aparecía ella sonriendo junto a su padre. Recuerdo que en la primera sesión no podía hablar de ese tema, sólo sentía odio hacia él.

En ese momento comprendí y fui consciente de todo lo que está sucediendo a través de mí. En pocas sesiones ella había conseguido transformar ese odio, rabia y rencor por sentimientos más beneficiosos para ella como el amor y la aceptación.

El objetivo de hacer estos procesos de sanación no es para quedarse anclado en el pasado, sino precisamente para poder seguir avanzando en la vida sin esas cargas.

Autor de post: Javier Gimeno

SUSCRÍBETE PARA DESCARGAR E-BOOK

Rellena el siguiente formulario para suscribirse.

La importancia de estar en paz con nuestros padres
4.5 (90%) 2 votes

Coach especializado en ayudar a las personas a encontrar su propósito de vida.

6 comentarios en “La importancia de estar en paz con nuestros padres

  • Hola, Carmen. Normalmente no te comento desde que cambiaste el dominio, porque me pide que introduzca mis datos y desde el móvil hace que pierda bastante tiempo. Sin embargo, ahora que estoy con el ordenador aprovecho y te dejo mi granito de arena.
    El tema padres es algo muy complejo, porque la educación que te dan y lo que vives con ellos durante tu infancia en buena parte condiciona lo que serás de mayor, por lo que perdonarlos es como tener que perdonarte a ti mismo por ser como eres. En mi caso, llevo diez años de terapia y todavía no lo he conseguido. Y a decir verdad, no creo que llegue a hacerlo nunca. Al final, creo que es un sentimiento con el que mejor o peor acabas aprendiendo a convivir.
    Un abrazo.

    • ¡Hola! No te preocupes por no comentar ya sé que en ocasiones no tenemos mucho tiempo y vamos como pollos sin cabeza como dice Víctor küpper.
      Es cierto que la educación y las vivencias te condicionan tanto en tu personalidad como las relaciones con los padres. El perdón nos alivia pero cada uno tiene sus razones para perdonar o no perdonar. Si aprendes a llevar ese sentimiento más o menos bien ya es un gran paso por lo menos para que no te imposibilite y no te llene de odio y rencor.
      He visto casos que los hijos no han perdonado e incluso se han llevado a matar por ambos lados y otros que sí han perdonado aunque la relación no fuera muy cálida. Como he dicho antes, cada uno tiene sus razones y ambas opciones son respetables, pues nadie sabe lo que se cuece dentro de cada familia.
      Gracias por comentar y compartir tu experiencia. Te deseo un buen día. Un abrazo.

  • Gran artículo y muy necesario. Yo cuando me certifiqué como coach mejoré mi relación con mi madre -mujer complicada-, me di cuenta que era una persona mayor y estar “enfadada” por situaciones o acciones del pasado era una pérdida de tiempo. Preferí quedarme con todo lo bueno que tiene -que es mucho- y con el hecho de que tanto ella como mi padre -que se fue hace poco- siempre están y estuvieron los primeros a la hora de apoyarme y ayudarme a lo largo de toda mi vida. Incluso ahora, ella sigue ahí. ¿Es difícil? Sí mucho, es un trabajo diario. Lo bueno es que ahora le digo lo que me molesta, le explico porque me duelen ciertas actitudes. Nos enfadamos, me cuelga el teléfono o yo no la llamo en varios días pero al menos somos sinceras la una con la otra. No en todo, porque hay cuestiones que sé le harían daño y ¿qué sentido tiene dañar a alguien y menos si tiene 82 años? Estas me las callo, pero me las reconozco a mí misma. Hacer lo que tú explicas de tu relación con tu padre -por supuesto nada que ver lo mío con una historia tan dura como la tuya-. Enhorabuena por hablar abiertamente, por el post y la enseñanza. ¡Que bueno es sentir y reconocer! Un abrazo Javier.

    • ¡Hola Susana!
      Veo que hiciste y un gran trabajo de auto-conciencia y gestión de emociones. Muchas gracias por compartir tu experiencia y como tú dices ¡Qué bueno es sentir y reconocer! La toma de conciencia es fundamental para el desarrollo de la persona y tú como coach la supiste tomar.
      Un beso.

    • A ti Javier las gracias. Ha sido un placer tenerte como autor invitado compartiendo con nosotros tus conocimientos y aprendizaje. Estoy segura que tu artículo ayudará a personas que pasen por circunstancias similares.
      Un abrazo y seguimos en contacto para próximas colaboraciones. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: