El Chantaje Emocional

El Chantaje Emocional



personas,caras

El Chantaje Emocional es una forma de manipulación muy poderosa.

Personas cercanas a nosotros nos presionan y nos hacen víctimas del chantaje emocional para que actuemos, digamos o pensemos de una determinada manera, pese a que vaya en contra de nuestros principios.

El Chantaje Emocional se puede sufrir no sólo por parte de la pareja si no por cualquier miembro de la familia, amigos, compañeros de trabajo y hasta el jefe.

Las personas que practican el chantaje emocional son débiles e inseguros. Sus armas para conseguir lo que quieren son el temor, la culpa y la obligación. Focalizan su atención en sus deseos y necesidades.

Las probabilidades que se produzca un chantaje emocional se incrementan mucho en situaciones de crisis como: separaciones, divorcios, pérdida de trabajo y enfermedad, ya que esas situaciones nos debilitan y el chantajista se aprovecha de la ocasión y al mismo tiempo le sube la autoestima.

Unos de los tipos de chantajistas emocionales es aquel que parece tenerlo todo y quiere tener más. Parece contradictorio ya que nunca le ha faltado de nada, pero también aquellas personas que fueron sobre-protegidas y consentidas con poca oportunidad para desarrollar una adaptación a la pérdida, a la primera señal que apunta a privarse de algo entran en el pánico y se sostienen en el chantaje emocional.

Perfil del Chantajista Emocional

  • Son personas que saben cuánto se valora la relación con ellos. Conocen los puntos débiles y la vulnerabilidad de quien les rodea.
  • Son posesivos y cuando su prógimo no actúa como ellos quieren, se muestran como víctimas.
  • Son castigadores si no se accede a sus deseos.
  • Se auto-castigan si no se accede a lo que ellos quieren, pero siempre avisando de antemano.
  • Son provocadores ofreciendo promesas y recompensas siempre que acaten su voluntad.
  • Son egoístas ignorando los sentimientos y aspiraciones de los demás.

 

 

El chantaje emocional nos priva de algo muy importante y apreciado en nosotros, nuestra integridad. La integridad es donde residen nuestros valores, nuestra moral de lo que está bien y lo que está mal. Si cedemos al chantaje emocional perderemos nuestra identidad e iremos a la deriva.

Digamos ¡No! al chantaje emocional que no deja de ser un maltrato psicológico.

Texto basado en el libro de Susan Forward “Chantaje Emocional”

Carmen Cifuentes

 

El Chantaje Emocional
Califica el artículo

Entrenadora Emocional. Técnico de Enfermería. Jardín de Infancia. Community Mánager. Diseñadora web. Administración de Empresas.

19 comentarios en “El Chantaje Emocional

  1. Hola Carmen, me ha interesado mucho tu entrada porque en mi experiencia el chantaje emocional está más presente de lo que creemos. Me preocupa especialmente en la infancia, cuando le decimos a una niña que no la vamos a querer si no hace algo que nos parece, … si está demasiado presente y por ello pienso que lo importante es aprender a detectar pronto el chantaje. Es la conciencia la que nos permite salir del chantaje, por eso me preocupa en los niños en los que el amor, la relación debe ser especialmente incondicional. No hacerlo así me da la impresión de que tiene fuertes consecuencias en su desarrollo, porque si, es maltrato, un maltrato con el que convivimos.

    • Hola Soraya. No una pataleta no es chantaje pues todos hemos tenido alguna, el ser humano se enfada. El chantaje va mas allá, suelen hacerlo con buenas palabras y como las tortugas avanzan poco a poco y cuando te das cuenta ya te han comido el coco y te han moldeado a su antojo y si te sales de su juego te crees que tú eres el malo y el culpable por no hacer lo que él o ella quiere. No se si te ha servido mi respuesta. Espero que si.

  2. Hace tiempo tuve una pareja que me culpaba de todos sus problemas. La cuestión era que yo no me daba cuenta. Cierto día tuve la visita de mi hermana, que me explicó cual era su juego y fue cuando lo vi claramente. El problema del maltratado es que es muy complicado darse cuenta.

  3. Muy bueno el tema que abordas en esta entrada, tremendamente complejo además por que suelen ser personas cercanas, a las que quieres y entonces como bien dices aparecen sentimientos tan perjudiciales como la culpa. Creo que una de las cosas que hemos de tener claro frente a este tipo de manipulaciones es que somos responsables de nuestra vida, de nuestras acciones, de nuestra felicidad; pero no somos responsables de la felicidad del otro, un argumento que en el caso de las parejas suele ser muy utilizado. Cuidado con [email protected] que van de víctimas!!! . Un beso!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: