¿Cómo lidiar la decepción y sanar sus emociones?

¿Cómo lidiar la decepción y sanar sus emociones?


decepción

Decepción tras decepción

¡Carmen! -me preguntó Rocío. ¿Qué puedo hacer para que las personas no me decepcionen? Yo lo doy todo, ayudo, me vuelco con ellos. ¿Qué estoy haciendo mal?– me dijo.

¿Te sientes bien mientras ayudas? – Le pregunté

–Sí, me dijo ella.

Entonces no estás haciendo nada mal– le contesté. Lo único que debes hacer es saber gestionar las emociones que te surgen cuando te decepcionan. Si te sientes bien y lo haces de corazón no puedes pretender cambiar tu actitud porque entonces no serás tú, iras contracorriente a tus valores y la esencia que te caracteriza desaparecerá.

¿Cuántas veces te has sentido como Rocío?

Eres una persona amable, amas y das sin esperar nada a cambio. Intentas hacer feliz a la persona que tienes al lado porque tú mismo eres feliz así y luego cuando menos te lo esperas… ¡ZAS! Te cae en tu cuerpo un agua fría que te deja casi sin aliento y por mucho que quieras darte una explicación, no la encuentras.

Empiezas a juzgar(te) y el run, run de tu cabeza comienza a decirte que eres el culpable de todo, que algo no haces bien cuando siempre se repite la misma historia.Te sientes tocado y hundido como en el juego de los barcos

¡Pues no, no y no! Tú no eres el culpable, simplemente existen personas que no saben o no quieren apreciar el valor de la amistad, del amor y tu altruismo.

Y ¿Qué puedes hacer entonces?

¿Cómo manejas todas esas emociones que suben y bajan como si de una montaña rusa se tratara?

Esas emociones que en ese momento son las que tocan pero que hay que gestionarlas para que tu día a día sea más llevadero.

¿Qué fácil lo ves Carmen? Seguro que lo estás pensando, ¿verdad? Pues ni fácil ni difícil, pero es lo que toca y hay que aceptarlo.

La decepción ya sea por amor de pareja o por amistad es una de las emociones un poco complicada de sobrellevar porque se ven involucrados y traicionados nuestros valores.

Nos sentimos engañados y en ocasiones manipulados. Te has esforzado por esa persona, has hecho planes con ella, te has ilusionado y al final esa persona se aleja de ti.

Aunque ahora lo veas complicado de llevar pronto verás que lo que en su momento te decepcionó será tu fortaleza.

Cuando tu cabeza empiece a rumiar esos pensamientos tan destructivos para ti, como sentirte culpable por la situación, quiero que te hagas la siguiente pregunta.

¿Depende de mí esta situación y esta conducta por su parte?
Hay situaciones que dependen de ti y otras no, tienes que tener este punto claro. Que una persona te deje o te haga un desprecio si tú no has provocado ninguna situación que pueda llevar a esa conducta por parte de él o ella, NO depende de ti.

Existe la posibilidad  aunque no dependa de ti, que te encierres y te protejas para que no te vuelva a ocurrir, pero caerías en un error. Porque poner una barrera para que tus emociones no sean dañadas, a lo largo te perjudicará y como te dije al principio perderás tu esencia.

Por mucho que uno quiera que no llueva, si ha de llover lloverá. Te toca saltar los charcos. Clic para tuitear

La decepción también tiene su lado positivo pues ella te irá diciendo lo que quieres y lo que no quieres en tu vida. Te servirá de aprendizaje. Poco a poco te irás dando cuenta de quien merece tus atenciones y de los que no. Es decir, abrirás los ojos.

También quiero aclararte que muchas veces surge la decepción porque nosotros mismos creamos expectativas sobre las personas o sobre nuestros propios deseos que luego no se llegan a cumplir y aquí es cuando entra en juego la frustración que nos podemos crear.

Sé que la decepción duele porque la he experimentado igual que tú y sientes rabia, tristeza y frustración como he dicho antes. Te han traicionado y todas estas emociones surgen, es lo más normal, si te digo otra cosa te mentiría.

¿Cómo podrías sanar esas emociones?

 Son necesarias de sentir y toca sentirlas aunque hay que gestionarlas como he dicho antes.

☑ Lo primero de todo es ponerles nombre, es decir, identificar lo que sientes y darte tu espacio para llorar y soltar ese resentimiento que te produce.

☑ Expresa verbalmente lo que sientes. Ponle voz, verbaliza las emociones con una persona de confianza y si es necesario con la persona que produjo la ofensa. Muchas veces de primeras no se aclaran situaciones porque los sentimientos están tan alterados que impiden el dialogo, siendo más tarde cuando se puede hablar de la situación con asertividad.

 Analiza y haz un examen de conciencia. Cuando todo ese ciclón de emociones vaya disminuyendo empieza a observar si la imagen que tú creaste de esa persona estaba distorsionada, es decir; tú la veías diferente a como es en realidad.

☑ Por otro lado debes empezar a aceptar. Sí, ya sé que lleva su tiempo y es un proceso por el cual has de pasar. Aceptar significa dejar el pasado y seguir hacia adelante. La situación no la puedes cambiar, ni tampoco puedes cambiar la manera de actuar de la persona que te decepciono. Cada uno es como es.

☑ Empieza a confiar. Como he comentado antes, no te encierres y te protejas para evitar que te vuelvan a desilusionar. La vida es así con sus encantos y desencantos. Necesitamos a las personas y disfrutar de la relación con ellas, viviendo el presente y sin pensar que nos van a defraudar, porque sería un desasosiego permanente.

 Por último has de perdonar. La relación posiblemente no será la misma que en su momento tuvisteis, aunque será beneficioso para ti ese perdón, porque con él encontrarás el sosiego y se alejarán los reproches y resentimientos.

decepcion

 

El tiempo es el mejor aliado para las decepciones. Va curando las heridas y suavizando el dolor, para más tarde convertir esas heridas en cicatrices sin rencores.

Deseo de corazón que con estos patrones que te he dado salgas de tu decepción lo antes posible. También quiero recordarte que la risa es la mejor medicina para subir el ánimo

La risa es una cura para las amargas decepciones en la vida. Cuando estés triste, busca la risa para aliviar” –Anónimo. Clic para tuitear

Llega tu turno para comentar.

¿Qué haces o qué vas a hacer a partir de ahora para curar tu decepción?

Carmen Cifuentes

 

SUSCRÍBETE PARA DESCARGAR E-BOOK

Rellena el siguiente formulario para suscribirse.

¿Cómo lidiar la decepción y sanar sus emociones?
5 (100%) 1 vote

Entrenadora Emocional. Técnico de Enfermería. Jardín de Infancia. Community Mánager. Diseñadora web. Administración de Empresas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: