El arte de la publicidad despierta emociones

El arte de la publicidad despierta emociones


Publicidad emotiva con Èlia Guardiola

Cuando la publicidad o marketing emocional consigue despertar nuestras emociones, sensaciones y nos atrae con su mensaje, para mí se convierte en arte. El arte de persuadir removiendo nuestros sentimientos y despertando nuestro deseo, necesidades y recuerdos.

Pero nadie mejor como Èlia Guardiola para explicarnos qué es la publicidad emocional y su repercusión. Cómo unas marcas conquistan nuestro corazón y por el contrario otras no lo consiguen y por qué es tan importante el papel de las emociones en la publicidad.

Publicidad
Especializada en Marketing Emocional y Experiencial, Storytelling y Marketing de Contenidos. Social Media Manager & Strategist en eventos nacionales e internacionales. Docente en Escuelas de Negocios y Universidades. Speaker nacional e internacional.

 

¡Hola Èlia! Estoy encantada y agradecida por concederme un poco de tu tiempo.

Un placer. A ti por invitarme y compartir este ratito.

 

La publicidad emocional se ha convertido en viral. Pero ¿qué es exactamente?

Aquella capaz de despertar sensaciones y emociones. La que logra crear un vínculo emocional, un nexo de unión afectivo entre marca y consumidor. Aquella publicidad que es capaz de lograr que, de una forma u otra, nos sintamos identificados con aquella historia.

 

¿Por qué las emociones son tan imprescindibles a la hora de vender un producto?

Porque somos seres más emocionales que racionales. Se calcula que entre un 95% y un 97% de las tomas de decisión se generan en el subconsciente. Vamos, de forma inconsciente. Y que tardamos una media de 2 a 2 segundos y medio en percatarnos de ello.

Partiendo de la base que todas las decisiones, incluso las racionales, se basan en las emociones. Cuando tomamos una decisión racional, siempre la tomamos en base a lo que vivimos en el pasado o en lo que especulamos que viviremos en el futuro y la forma en la que nos sentiremos tomando esa decisión y cómo afectará o cómo afectó en nuestra vida.

 

¿Qué es lo que impulsa al consumidor a comprar un producto o un servicio?

Depende. Tú lo has dicho, “impulsa”. Los impulsos suelen ser inconscientes. El deseo de tener algo o vivir algo. Pero hay que tener en cuenta si aquél producto o servicio es solo para cubrir necesidades o satisfacer deseos.

Los caprichos no suelen cubrir necesidades, más bien es comprar por comprar, porque podemos vivir sin ellos, pero aún así, los compramos.

Aquí el cerebro reptiliano no trabajaría mucho que digamos, jaja.

No, aquí sería un secuestro amigdalar en toda regla, jaja.

 

Estamos hechos de historias, de momentos y experiencias. Ese es tu slogan.

 

 Creo que cada vez nos emocionamos más con la publicidad ¿A qué se debe ese gran impacto que se produce?

Bueno, no sé si es mi slogan, pero sí una de mis frases. Estamos hechos de historias, de momentos y experiencias llamadas vida. Hechos de serendipia.

Creo que, precisamente, cada vez nos emocionamos menos. Las marcas están saturando los contenidos de emociones. Las estamos usando en exceso porque pensamos que el Marketing Emocional es la panacea, la gallina de los huevos de oro. Y estamos usándolo por encima de nuestras posibilidades.

El consumidor, incluso el usuario, no es tonto. Sabe cuándo le quieren vender un producto o servicio sí o sí. Hay que aprender, como marcas, a ser más sutiles. Vender sin que parezca que queremos venderles.

El Marketing Emocional vende, sin duda, pero como todo en la vida, no todo vale. Hay que saber cuándo usarlo, y cuándo no es estrictamente necesario y en qué medida.

 

Todas las marcas quieren  llegar al corazón del cliente y gestar confianza. Unas lo consiguen y otras se quedan en el intento.

¿Cuál es la clave o el motivo que hace que nos inclinemos más por una marca u otra?

Yo creo que la confianza es la base de todo. En una Era Digital y de la Información en la que vivimos, tan sumamente saturada de contenidos, las marcas deben prometer siempre algo al consumidor. Y cumplirlo, obvio.

Cuando tú prometes algo, te comprometes. Y cuando te comprometes, y encima lo cumples, generas confianza.

Tenemos la competencia a un clic. Es imprescindible ganarnos la confianza de nuestros consumidores y clientes.

Para mi es una palabra mágica. Junto con la pasión y la empatía, son el trío perfecto para llevar a cabo una estrategia enfocada en los consumidores como personas, y no como números.

 

La inteligencia emocional es la capacidad humana de sentir, identificar, gestionar y modificar estados emocionales

¿Cómo se aplicaría ese concepto a la publicidad?

El problema de nuestra cultura es que la inteligencia emocional es la asignatura pendiente. La gestión de las emociones debería ser parte del proceso de aprendizaje desde pequeños. La mitad de los traumas y depresiones que vivimos de adultos no existirían, porque habríamos aprendido a dar la trascendencia real a cada situación y a gestionar, no solo las situaciones, si no las emociones que nos producen cada una de ellas.

La inteligencia emocional en la publicidad es delicada. Un mal uso de ella se podría considerar manipulación. Y no hay nada peor en el Marketing que una marca intente manipular la mente del consumidor. Para mi es anti marketing.

 

Totalmente de acuerdo contigo.

Me gustaría que concluyeras la entrevista con el ejemplo de un anuncio  que más te haya impactado.

No tengo un solo anuncio. Pero uno de los que más, el del Día de la Madre, de P&G.

No soy madre, pero tengo la mejor madre del mundo incluso con nuestras diferencias. Ha sido, y sigue siendo, un punto de apoyo para mí. Este anuncio ha logrado emocionarme (y lo sigue haciendo) en infinidad de ocasiones.

De hecho lo sigo poniendo en muchas charlas y muchas clases cuando doy formación. Así que puedes imaginar cómo y en qué medida me impactó.

No te lo pierdas si aún no lo has visto. Hay varias versiones. Para mí la mejor es la de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Sí, sin duda es un anuncio emocionante e impactante.

Muchas gracias Èlia por concederme esta entrevista. 

¡¡Un verdadero placer!! Gracias a ti por invitarme.


Ahora, es tu turno para comentar.  ¿Qué opinas tú como usuario o cliente sobre la publicidad emocional?

Carmen Cifuentes

SUSCRÍBETE PARA DESCARGAR E-BOOK

Rellena el siguiente formulario para suscribirse.

El arte de la publicidad despierta emociones
5 (100%) 1 vote

Entrenadora Emocional. Técnico de Enfermería. Jardín de Infancia. Community Mánager. Diseñadora web. Administración de Empresas.

4 comentarios en “El arte de la publicidad despierta emociones

  1. Hola Carmen,
    Enhorabuena por la entrevista a Elia Guardiola, que me reafirma en la idea de que lo emocional tiene más peso que lo racional en la toma de decisiones. La decisión está tomada por el subconsciente, el consciente sólo cuenta con unas décimas de segundos para cambiar la decisión.

    Un beso para las dos y mucha fuerza para el camino.

    • ¡Hola Jorge! ¡Gracias! Así es, lo emocional se antepone a lo racional, sobre todo en la publicidad y a la hora de adquirir un producto, nos puede el impulso en ocasiones.
      Gracias por aportar información. Un beso y a seguir feliz.

    • ¡Hola Sandra!
      La verdad es que ha sido un lujo tener a Èlia en mi blog porque ella es muy emotiva y sabe muy bien cómo debe ser la publicidad para llegar a los clientes, pero sin engaños.

      Emotipeople somos todas las personas que sentimos y vivimos. Siendo cada vez más conscientes de nosotros mismo. Porque todo empieza sintiendo.

      Gracias por seguir el blog y por tu feedback. Tú eres emotipeople.

      Un besote grande 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: